Razones para externalizar la internacionalización

TwitterLinkedInGoogle+Share

Recientemente Adecco Outsourcing ha publicado la IV Encuesta sobre Externalización. En la misma, se expone que el 54,45% de las empresas tiene previsto recurrir al outsourcing en los próximos meses y que el  81,15% de las empresas que ya son usuarias de este tipo de servicios ha decidido mantenerlos o, incluso, aumentar la demanda de los mismos.

En el mismo estudio, Adecco indica el tipo de servicios que se externalizan con mayor frecuencia; Servicios logísticos (17,13%), servicios auxiliares a la industria (16,62%) y de los procesos ligados a las operaciones en el sector servicios (14,47%), seguidos de recepción (11,68%), Call/Contact Centers (8,38%), fuerza de ventas (6,73%), control de calidad (5,84%), y otros en menor porcentaje.

¿Qué se entiende por externalización?

Externalizar consiste en delegar aquellas actividades en las cuales la empresa no es especialista en otras empresas que se dedican específicamente a ello, logrando así mayor eficiencia. Las organizaciones centran así sus esfuerzos en su “actividad principal“, en aquello que contribuye directamente a su proposición de valor para el cliente y mantienen así la calidad del servicio ofrecido.

¿Se puede externalizar el proceso de Internacionalización de una empresa?

Por supuesto. Se tiende a pensar que la internacionalización es un proceso estratégico que no es conveniente dejar en manos de terceros. Sin embargo, si la empresa no dispone de los recursos adecuados, se puede encontrar con muchas dificultades.

Por ello, una vez tomada la decisión de afrontar el proyecto de salida al exterior, y siempre guiando el mismo desde la propia empresa, es conveniente, y rentable, delegar la gestión de ciertas actividades en empresas especializadas que aportan los medios humanos, el conocimiento y Know how necesarios de los que la empresa no dispone.

¿Qué ventajas supone externalizar el proceso de internacionalización?

Como hemos visto antes, principalmente, el personal propio dedica su esfuerzo a lo realmente importante, a su “core business” y no a buscar información, pelearse con las administraciones,  a intentar entender y aplicar la legislación de otros países o a buscar socios en destino sin saber muy bien por dónde empezar a buscarlos, etc.

El coste de externalización es menor que incorporar personal especializado en plantilla y, también, menor que dedicar personal propio que, incluso poniendo muy buena voluntad, puede cometer errores que pongan en serio peligro, o retrasen, el proceso de internacionalización.

Se gana, por tanto, en mayores probabilidades de éxito, optimización de costes (transformación de costes fijos en variables y una estructura de la organización simplificada) y en la mejora del rendimiento del negocio.

En Track, nos consideramos una empresa de outsourcing. Llevamos a cabo todo o  parte  del proceso internacional de ventas de tu empresa.  No somos una consultora, no sólo informamos o asesoramos, nosotros hacemos.  Aportamos nuestro “Saber hacer” en tu proyecto de salida al mercado exterior, manteniendo, en todo momento, la vinculación con tu negocio y adquiriendo un completo compromiso con los resultados.

“Si tú ganas, nosotros ganamos”.

TwitterLinkedInGoogle+Share
Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>